Porque lo escrito no sólo está en el papel

Fb.
Image Alt

Palabra Digital

Reportaje

Géneros periodísticos licenciatura

Segundo lugar
Estudiantes sonorenses se preparan para ir a la NASA

Por: Andrea Gama del Valle

Un total de 63 estudiantes del área de ingeniería fueron seleccionados para la novena edición Air
and Space Program de la Asociación Aeronáutica y el Espacio (NASA).
Los alumnos del Instituto Tecnológico de Hermosillo, enfocado en el desarrollo de la investigación
científica y tecnológica, deben recaudar $3,360 dólares para asistir al programa. Es decir $71,635.2
pesos para cubrir el hotel, comidas, transporte y otros gastos para su visita a Huntsville, Alabama.
De los 63 estudiantes seleccionados para participar en el programa, 33 de ellos viven a las afueras
de la capital del estado; algunos recorren trayectos de hasta cinco horas para asistir al plantel y sin
recursos suficientes para su gastos del día a día.
Lizbeth Uncampillo, estudiante de ingeniería aeronáutica, relata que para recaudar el dinero está
trabajando los fines de semana en un puesto de postres. “Mi familia es la que más me ha apoyado
económicamente; y por parte de la escuela tuvimos una promoción de inscripción”, apunta.
Por su parte, Héctor Alexis Toledo Hernández, también estudiante de la misma área, señala que la
“la intención es llegar allá con todo el equipo necesario para trabajar una semana como
astronauta”. Añade que trabajarán con ingenieros de la NASA directamente y que necesitan ese
presupuesto para realizar todas esas actividades.
El Instituto Tecnológico de Hermosillo cuenta con laboratorios de cada una de las carreras de
ingeniería que imparte: ingeniería aeronáutica, mecatrónica, mecánica, industrial, electrónica,
biomédica y sistemas computacional.
Leslie Belem Quintana, estudiante de biomédica, relata que estudiar la carrera es difícil y es un reto
por superar con el avance tecnológico actual: “Tenemos tecnología avanzada y simulaciones, las
computadoras han avanzado y eso nos sirve, tenemos mucho apoyo. Es diferente, pero es útil.”
José Antonio Hoyo Montaño, director del Instituto Tecnológico de Hermosillo, comenta que las
carreras de ingeniera tienen un plan de estudios que comprende varias actividades, algunas de
tipo académico,que conlleva también la realización de servicio social como lo marca la ley.
“Debe de haber un buen equipo de trabajo, una integración de la comunidad, estudiantes, personal
docente y el personal de apoyo de los servicios educativos; junto con el mantenimiento de
laboratorios y aulas.” Héctor Alexis señala que la experiencia del plan de estudios se basa primero
en lo básico, en las matemáticas, para así poder aprender a hacer los cálculos. “Después nos
enfocamos en el mantenimiento de las aeronaves; cómo es que van funcionando, cómo es que
podemos desarrollarnos en nuestro ámbito de trabajo.Y así posteriormente empezamos con las
prácticas en el campo laboral, donde también nos adentramos en la química, física y
aerodinamismo.”
Cuando la Nasa lanzó la convocatoria del programa, los maestros del Instituto animaron a los
jóvenes a adentrarse a esta oportunidad para sus carreras.

Luego de enviar la solicitud se les realizó una entrevista en inglés y en español, sobre sus
conocimientos y sus perfiles. Una vez que finaliza el proceso de selección, las compañías brindan
cursos de preparación para cuando asistan al programa, en primavera u otoño.
Sin embargo, debido a la pandemia de coronavirus aún no hay fecha estimada en la que se podrán
presentar los alumnos. Lizbeth y Héctor comparten que el tema de inducción incluyó dos o tres
preguntas en inglés, en español básicas. “Tuvimos que mandar un proyecto acerca en el ámbito
aeroespecial y ya nos seleccionan. Nosotros escogemos la edición si la de primavera u otoño. Y
antes nos brindan cursos para poder llegar bien preparados al programa. El idioma inglés tenemos
que llevarlo 100% para los cursos que nos brindan.”
Esta es la segunda generación del Instituto Tecnológico de Hermosillo que participa en esta
experiencia. Con 63 alumnos admitidos, 35 hombres y 28 mujeres, desde primer semestre hasta
noveno semestre.
Leslie Quintana López, estudiante de octavo semetre de ingienería, pide que confíen en ellos como
estudiantes en poder asistir a la Nasa y “crean en nuestro potencial, y en la capacidad que
tenemos de crecer en esta área, ayudar al avance y la tecnología de nuestro país. Es un honor,
hay personas que creen en nosotros, en nuestro potencial y eso nos motiva a mí y a nuestros
compañeros”.
Héctor participará en el proyecto de un robot que acompañara al astronauta en el viaje al espacio,
esto con el fin de facilitar las tareas del cosmonauta y poder disminuir el porcentaje de error en
cualquier actividad a realizar.
Lizbeth trabajará en el diseño de un robot que será programado para arreglar cualquier deficiencia
mecánica, tanto dentro como fuera de la nave espacial.
Leslie propuso un sistema de monitoreo en tiempo real de los parámetros fisiológicos de los
astronautas en misiones de larga duración, para poder asistirlos en caso de enfermedades o
emergencias.
Estos son los proyectos que presentaron para esta nueva edición del programa, que contarán con
el apoyo de biomédicos y otros compañeros del proyecto.

Post a Comment

You don't have permission to register