Porque lo escrito no sólo está en el papel

Fb.
Image Alt

Palabra Digital

Música celestial de Hermeto Pascoal

Si tal cosa existiera, Hermeto Pascoal sería el autor por excelencia. Es simple, inocente, libre de toda malicia, rica en emociones positivas.

Por: Valeria de Simone

Hermeto Pascoal cumplió 85 años el 22 de junio
Hermeto Pascoal Foto: Wikipedia

Hermeto Pascoal Foto: Wikipedia

¡De Fiesta!

Fiesta, es la palabra que define a su música. La música en su aldea siempre es motivo de fiesta. Nació en Arapiraca, Lagoa de Canoa, en el estado de Alagoas, Brasil, el 22 de junio de 1936, en una familia de músicos campesinos. Albino, al igual que uno de sus hermanos, Hermeto aprendió de su padre el oficio de la música como un don de la naturaleza.

La música celestial que Hermeto Pascoal crea está muy lejos de ser clasificable. Siempre disfrutando mucho el jazz, lo han invitado a los mejores foros del mundo de ese género y figura entonces como una de las máximas estrellas del Festival de Montreux.

En 1971, Miles Davis lo invitó a participar en la grabación del disco Live-Evil y lo dejó a cargo de, por lo menos, tres piezas del álbum, tanto en su escritura como en su interpretación. 

Quedamos en que la música de Hermeto Pascoal es inclasificable y que lo aproximan al jazz porque le gusta, pero lo suyo es la música campesina, sonidos típicos de su país de origen. 

Al nordeste de Brasil

Hermeto Pascoal es nordestino en Brasil y la música nordestina es la música popular de toda aquella región, donde se ubica la mayor pobreza y donde se aloja el arte barroco más sublime. 

La música nordestina es básicamente el “forró”, género popular por antonomasia. El forró es, hagan de cuenta, la cumbia pero con ímpetu absolutamente brasileiro. Su instrumento característico es el acordeón y un basamento rítmico muy poderoso. El paraíso de las percusiones.

El arte tribal del percutir emite a la poesía más erudita con el latir del corazón. Percutir es un acto cotidiano para Hermeto Pascoal.

Los dones divinos de Hermeto se multiplican cada vez que sube a un escenario y cada vez que suena su música, cualquiera que sea: una pieza de forró, un frevo (ritmo frenético), un choro o chorinho, (apropiación brasileira de la música europea), una samba, un baião o una pieza jazzeada, o bien cuando se sumerge en un lago con sus músicos, como hizo para grabar uno de sus primeros discos.

Música de Lago

Uno de los primeros álbumes de Hermeto Pascoal se llama precisamente así: Música de Lagoa, para la cual utiliza una flauta de carrizo, gruesa, que toca al aire y sumerge la porción adecuada para producir una nota determinada, o una serie de notas, mientras sus músicos soplan las boquillas de botellas con agua. 

Los discos de Hermeto Pascoal están disponibles en distintas plataformas, entre ellas Spotify, y en YouTube hay conciertos enteros; recomiendo en especial el que grabó en 2015 en Berlín, con su esposa, Aline Moreno, uno de sus hijos, Fabio Pascoal.

Esa grabación pinta entera la música de Hermeto Pascoal: un profundo placer, una fiesta hermosa donde todos los músicos sonríen, saltan, bailan, se mueven como una marea al ritmo del forró, al vaivén del frevo, bajo el tremolar de masas ardientes de música del edén.

Es con los jóvenes, con músicos jóvenes y con público integrado por jóvenes, donde Hermeto Pascoal es comprendido en todo lo que es: uno de los músicos más impresionantes de la historia.

El territorio de todos conocido, es el de la bossa, la samba, la música bahiana, la tropicalia de la tropa encabezada por Caetano Veloso, su hermana Maria Bethania y otras reinas, como Gal Costa, y otros reyes, como Chico Buarque, y otros patriarcas fundadores, como Gilberto Gil y Antonio Carlos Jobim. Tan vasta y rica, la tan amada música brasileira.

Para festejar los 85 años de Hermeto Pascoal, habrá que disfrutar de los distintos territorios donde reina: el forró, el frevo, la música orquestal para grandes combos o bandas de jazz que en realidad son grandes espacios muralísticos donde la música de selva y lago, de sudor y de alegría, destacan.

Todo un universo por descubrir y disfrutar: la extensa, intensa, hermosa música de Hermeto Pascoal.

Post a Comment

You don't have permission to register