Porque lo escrito no sólo está en el papel

Fb.
Image Alt

Palabra Digital

Irregularidades en el Tren Maya

Irregularidades en el tren maya se han detectado desde que se dio a conocer el proyecto del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por Andrés Montiel

Está en tela de juicio el proyecto después de que la Auditoría Superior de la Federación señalara que no se consultó a la población indígena apropiadamente. También recalcó que es poco transparente la adjudicación de contratos públicos, que tiene escaso interés en la protección ambiental y que puede no ser rentable.

Se aseveró por parte del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), que las irregularidades son sólo “malentendidos”. Fonatur aseguran que a todas las observaciones se les dio  respuesta en tiempo y forma.

Anomalías del Tren Maya

Comunidades olvidadas

Acorde a la ASF, el Fonatur  exageró las cifras para que  pudiera presentarse como rentable, esto presentaría un riesgo en la viabilidad financiera del proyecto. La sobrestimación en la demanda podría repercutir en variaciones significativas respecto de la rentabilidad estimada del proyecto en la etapa de pre-inversión.

En una serie de auditorías que se publicaron recientemente se determinó que el Fonatur pagó sobrecostos. Se descubrió que se adjudicó contratos de manera directa e injustificada, y  no contó con una estructura administrativa para llevar a cabo el proyecto, ni con estudios terminados.

La ASF señaló deficiencias como que el gobierno federal lo presentó como una “consulta indígena”, no se mostró información sobre los polos de desarrollo; dejó fuera a más de la mitad de las comunidades de la Península (2 millones de habitantes) y realizó las asambleas en un solo día. 

Tampoco incluyó en su análisis de costo beneficio aspectos esenciales como el posible desplazamiento de las actividades tradicionales y empresas locales, ni las afectaciones a los ejidos, los efectos ambientales negativos, la destrucción de hábitats naturales como: daños a la fauna local, a la flora,  existencia de ecosistemas críticos y deterioro de  los corredores biológicos. 

Gasto millonario cuestionable

Otra cuestión que se recalcó, fue que en 2019, un año antes de que Fonatur comenzara a entregar los contratos multimillonarios a los consorcios internacionales para la instalación de las vías (a empresas de Germán Larrea Velasco, Carlos Slim Helú y empresas contratistas del Nuevo Aeropuerto Internacional de México), la dependencia gastó cientos de millones de pesos en estudios —de manera a veces cuestionable—, y necesita aclarar el destino de 135 millones de pesos de los 351 millones auditados. 

Es debido a esto que existe el riesgo de perder su rentabilidad, ya que para realizar su edificación, tendría que existir un  incremento en la inversión, y en caso de cualquier incremento presupuestario, se pasaría el límite fatídico del 10 por ciento. Según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), debajo de este límite es donde se considera que un proyecto deja de ser rentable 

Post a Comment

You don't have permission to register