Porque lo escrito no sólo está en el papel

Fb.
Image Alt

Palabra Digital

Desarrollo y medidas actuales para el outsourcing

Tanto el desarrollo, como las medidas actuales para el outsourcing han tenido que ser modificados durante la reciente popularización entre las empresas.

Por:  Andrés Montiel Grajales

¿En qué consiste el outsourcing?

El outsourcing es una práctica donde se buscan obtener bienes y servicios de un proveedor externo. El desarrollo de este método es más habitual en industrias donde hay escasez de mano de obra para puestos particulares o donde el costo de la mano de obra es muy alto.

Tras la serie de problemas financieros a nivel global, ha venido en aumento el número de organizaciones que buscan priorizar la reducción de costos. Debido a este golpe provocado por la pandemia, la tendencia de subcontratación solo ganará tracción.

De acuerdo a Brandon Gaille, el 46% de las empresas han citado que su principal razón para el outsourcing fue reducir los costos operativos. Mientras que el 12% desea acceder a capacidades de clase mundial.

Motivos de las empresas para la subcontratación (según GeoVictoria):

  • Reducir o controlar los costos: 46%,
  • Obtener acceso a recursos de ti que no están disponibles internamente: 34%,
  • Liberar recursos internos: 31%,
  • Mejorar el enfoque comercial o al cliente: 28%,
  • Acelerar la reorganización / transformación de la empresa: 22%
  • Acelerar el proyecto: 15%
  • Obtenga acceso a experiencia en gestión que no está disponible internamente: 15%
  • Reducir el tiempo de comercialización: 9%

En la actualidad se manejan tres tipos de outsourcing. Concorde al proceso, una puede ser preferible a otra, aunque los acuerdos de subcontratación pueden llegar a variar ampliamente en el alcance.

Onshoring: Consiste en la reubicación de trabajos o servicios a una locación donde sea menor el costo en el propio país de la empresa.

Deslocalización: Se basa en la reubicación del trabajo o los servicios a proveedores externos en el extranjero.

Nearshoring: Busca reubicar el trabajo o los servicios a personas en regiones y países cercanos, usualmente a limítrofes.

Medidas que se implementarán para la subcontratación en México

A partir del miércoles 1 de septiembre de 2021, entró en vigor la reforma sobre subcontratación en México en la cual se reforman 8 leyes. Entre los primeros cambios tenemos que está prohibido que una persona física o moral proporcione o ponga a disposición trabajadores propios en beneficio de otra. Aunado a esto, las agencias de empleo podrán participar en el reclutamiento, selección, y capacitación, pero bajo ninguna circunstancia se les considerará como patrones.

Los servicios u obras especializadas de subcontratación que no forman parte del objeto social o de la actividad económica de la beneficiaria de los mismos, estarán permitidos. Para que esto ocurra las empresas contratistas deberán estar registradas en el padrón público (STPS).

Las sanciones para el outsourcing ilegal serán multas de 173 mil a 4 millones de pesos. Se equiparará a defraudación fiscal y se prohibirá la deducción de impuestos. La STPS tendrá la facultad para requerir la información del cumplimiento de las obligaciones en materia de trabajo, y podrá imponer sanciones si no se proporciona dicha información.

Será formalizado el outsourcing por medio de un contrato por escrito donde se explique el objeto de los servicios u obras a ejecutar. Además de que las empresas que proporcionen estos servicios necesitarán un registro de carácter público ante la STPS y disponible en internet. Este registro deberá renovarse cada tres años.

Habrá responsabilidad solidaria, esto quiere decir que, si la empresa incumple con sus obligaciones de seguridad social, se hará responsable de sus trabajadores. Igualmente, el monto de la participación de los trabajadores en las utilidades será de máximo tres meses del propio salario o el promedio de la participación recibida en los últimos tres años.

Post a Comment

You don't have permission to register