Porque lo escrito no sólo está en el papel

Fb.
Image Alt

Palabra Digital

Armas de fuego, populares en Brasil por discurso electorero

Desde la llegada al poder de Donald Trump, en el 2017, el discurso en pro del armamentismo tomó popularidad sorpresivamente en Brasil. Aunque dos tercios de los brasileños desaprueban el acceso a las armas de fuego se entregaron más de 73 mil permisos para posesión de armamento.

Por: Tamara Benavides

Fiebre de venta de armas de fuego llega a Brasil

Cuando se habla de venta de armas instantáneamente se piensa en los Estados Unidos y su controvertida Segunda Enmienda (1791), pero no en Latinoamérica.

El derecho antes referido se limita a amparar, en la Unión Americana, el uso de estos artefactos bajo el siguiente argumento:

 “Como es necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado Libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas.”

Lo que abrió la puerta a masacres como las sucedidas en Connecticut (2012) o Florida (2018). Tan solo 4 de cada 10 estadounidenses tiene al menos un arma en casa ––de acuerdo con la consultora Gallup––.

Inclusive el modelo armamentista norteamericano aunó a la violencia global a través una estrategia electorera a la que apelaron personajes ultraderechistas.

Tal es el caso de Donald Trump ––en 2017­­––, con su apoyo a la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) ­­o Jair Bolsonaro, quien también utilizó como emblema de campaña ––en 2019–– la venta de armas.

Donald Trump (EE.UU.) y Jair Bolsonaro (Brasil)
Fuente: EUROPAPRESS

Las víctimas de las armas de fuego brasileñas

Con 57,956 brasileños asesinados de forma violenta en 2018 ––según datos del Atlas da Violência 2020–– y una tasa anual de 27.8 asesinatos por cada 100 mil habitantes, escandaliza el aumento en la emisión de permisos para comprar armamento.

Se pasó de 24,236 a 73,996 este año, y tan solo en aquel periodo hubo 41,179 homicidios por armas de fuego.

Si bien el exmilitar quiere que todo Brasil este armado porque “un pueblo armado jamás será esclavizado”, ello preocupa al Foro Brasileño de Seguridad Pública. Flexibilizar la política de acceso a armas y municiones tiene una fuerte influencia en el aumento de las tasas de criminalidad.

En entrevista con El País Melina Risso, experta en seguridad pública del Instituto Igarapé, secundó que “entre más armas en circulación, aumentan los homicidios” e indicó que prueba de ello es que pese a la pandemia de la Covid-19, que vació las calles de Brasilia, los asesinatos aumentaron un 6 por ciento.

La creación, en 2003, del Estatuto de Desarme ––también conocido como Ley 10826–– pretendió imponer un riguroso control en todas las fases de la circulación de armas en el gigante sudamericano. Ello permitió salvar más de 5 mil vidas en su primer año en vigor, ya que desde 1980 ––hasta el año de su promulgación–– más de medio millón de brasileños fueron víctimas de las balas.

Deberes y victorias del Estatuto de Desarme

Los deberes que impone el estatuto ––que Bolsonaro busca derogar–– para una convivencia segura son: que los civiles no pueden salir armados a la calle; edad mínima de 21 a 25 años; obligatoriedad de exámenes psicológicos y de tiro técnico; comprobación de necesidad de poseer un arma y ausencia de antecedentes penales.

Asimismo, se buscó crear un banco de datos sobre armas de fuego a través del Sistema Nacional de Armas (SINARM) y el Sistema de Administración Militar de Armas (SIGMA, por sus siglas en portugués); al tiempo que ciertos elementos de la policía federal deben tener autorización para portar y comprar armas, a fin de evitar represiones policiales.

El Atlas da Violência 2020 refiere que “de no ser por el Estatuto de Desarme, la tasa de homicidios habría aumentado, entre 2004 y 2007, un 11%”. Tan solo antes de dicho plan ––de 1980-1991–– la tasa de homicidios por arma de fuego a manos de adolescentes fue del 9.4% y después de su implementación ­­––de 1991-2018–– bajó al 1.9 por ciento.

Taza de homicidios por armas de fuego en adolescentes
Fuente: Atlas da Violência 2020

En la misma línea, la investigación Right-to-carry laws and violent crime: a comprehensive assessment using panel data and a state-level synthetic control analysis reveló que la tasa de delitos violentos aumentó entre 13 y 15%, en diez años, en los estados de la Unión Americana que tienen una legislación flexible sobre el acceso al armamento.

¿Qué tipo de violencia conlleva un arma de fuego?

Un arma de fuego en un hogar aumenta la posibilidad de que un residente sea asesinado, cometa suicidio o muerte por accidente. A ello se suma el hecho de que un arma abre la puerta a conflictos interpersonales, así como a los feminicidios.

Aunque los feminicidios van a la baja en Brasil ––cayendo de un 9.3% en 2018 respecto a los datos del año previo­­–– eso no significa que la violencia machista a través de las armas haya desaparecido. De los 4,519 asesinatos contra mujeres que se registraron en aquel país, 2,330 se efectuaron con un arma de fuego a pesar de que dos tercios de los brasileños reprueba el acceso a pistolas.

Violencia hacia las mujeres con armas de fuego.
Fuente: Atlas da Violência 2020

Por otro lado, si bien la autodefensa es el argumento preferido de los nacionalistas brasileños ––una minoría que cuenta (hasta el mes de octubre) con 130 mil permisos de posesión de armas––, lo cierto es que según informes de la policía federal de aquel país hay aproximadamente ocho millones de armas ilegales en Brasil que no son utilizadas para tales efectos.

Tal circulación ilegal  se debe a que entre más armas haya en el mercado legal, más armamento migrará al mercado ilícito, permitiendo que estas terminen en manos de criminales y narcotraficantes.

¿Venta de armas da réditos electorales?

Cada vez más aficionados a las armas o ultraderechistas con ideas que incitan al odio buscan acceder a cargos públicos. No se dimensiona el riesgo que significa facilitar la compra de pistolas y fusiles como si se tratase de caramelos.

El ejemplo más claro, según El País, es el caso de Newton Ramos Publio ––dueño del club de tiro Black Beard–– que busca la alcaldía de Salto de Pirapora, municipio de São Paulo. Con su discurso armamentista no le será difícil persuadir a una población que le dio el 70% de los votos a Bolsonaro, cuando dio el mismo discurso, durante los comicios del 2019.

El empresario Newton Ramos Publio con varias de sus armas. En video, el club de tiro en Salto de Pirapora. FOTO: LELA BELTRÃO

Post a Comment

You don't have permission to register